Virgen de la Vega

Virgen de la Vega: conoce a la patrona de Salamanca

Como toda ciudad, Salamanca también tiene su patrona. La Virgen de la Vega comparte este título con San Juan de Sahagún, que es el patrón de la ciudad. Estamos acostumbrados a disfrutar de diferentes festividades pero, ¿realmente sabemos de dónde vienen estas celebraciones?

Muchas veces no nos paramos a pensar cuál es la historia detrás de la festividad de una ciudad, por qué ese santo o esa virgen es más importante para unos que para otros, pues bien, hoy toca descubrir por qué la Virgen de la Vega es tan importante para la capital charra, ¿nos acompañas?

Historia de la Virgen de la Vega

Desde el año 1610 la Virgen de la Vega es patrona de la ciudad, aunque se consagró en 1653. Se cuenta que los salmantinos pedían a la virgen su ayuda en determinadas ocasiones como, por ejemplo, en tiempos de sequía para que las cosechas fueran buenas, pero en 1706, tuvieron que pedir por algo más.

Se cuenta que durante la Guerra de Sucesión Española la ciudad estaba sitiada por el ejército partidario de Carlos VI justo en las festividades de su patrona. Los salmantinos, que defendían la ciudad de saqueos y ataques, se encomendaron a la Virgen de la Vega para poder derrotar a las huestes del ejército anglo-portugués, y esta les ayudó proporcionándoles la victoria frente a sus atacantes.

Festividades de la Virgen de la Vega

Su festividad tiene lugar el 8 de septiembre y durante unos días la ciudad celebra actos en su honor, el más popular tiene lugar el día 7 con la procesión de la Virgen por diferentes rincones de la ciudad. Esta finaliza con la tradicional ofrenda floral en la Plaza Anaya, a los pies de la Catedral, en la cual la imagen de la Virgen descansa y protege a los charros.

En este hermoso día se puede disfrutar de un ambiente festivo y tradicional, con hombres y mujeres vistiendo los preciosos trajes típicos, así como la más hermosa filigrana charra. Es un lujo poder disfrutar y seguir promocionando esta cultura tan propia de la zona, así como se hace o debería hacer en otras ciudades de España, debido a la riqueza cultural que esto nos proporciona a todos.

Escultura de la Virgen de la Vega

Como hemos comentado anteriormente, la talla de la Virgen de la Vega ahora descansa en la Catedral Vieja, con su lugar de honor en el altar mayor, no obstante, este no ha sido su único hogar durante el paso de los siglos.

Se tienen datos de que su primer hogar fue el monasterio de Santa María de la Vega, a orillas del río Tormes y del que, desgraciadamente, no se han conservado muchos restos salvo 4 columnas y sus arcos tras que fuera destruido por las tropas de Napoleón en el siglo XIX.

De ahí pasó a encontrar refugio en la Iglesia de San Polo pero esta, a causa del paso del tiempo y la falta de restauración, desapareció y la talla se trasladó al convento de San Estaban, donde descansaría durante años, hasta que, ya en siglo XX, fuera trasladada a su lugar actual en la Catedral Vieja.

La pequeña talla, de 72 centímetros, representa a la Virgen con el niño en su regazo. Está hecha en madera y cubierta de llamativo cobre dorado y pedrería en colores. Es de estilo románico y se ha llegado a datar su origen en el siglo XII, ¡es toda una belleza!

¿Quieres gozar de la protección de la Virgen de la Vega? Nosotros, como homenaje, hemos hecho nuestra versión en un abalorio en plata de ley, con 1.4 cm de alto y un agujero central de 0.45 cm de diámetros para que ya sea compatible con tu pulsera o collar, si es que ya tienes.

¿Cómo puedes hacerte con la patrona de Salamanca? ¡Sencillo! Tan solo tienes que acceder a nuestro catálogo de charms de plata online en nefele.es y pedir la tuya, ¡te encantará!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *